martes, 12 de febrero de 2013

En la renuncia de Benedicto XVI

Carta al director de David Guerrero* en el ABC de Sevilla .


Gracias, Santo Padre

Han pasado ya algunas horas desde que ha saltado la noticia, pero el paso de los minutos no ha aplacado la tristeza que inunda mi corazón. Benedicto XVI ha tomado la decisión de renunciar como Obispo de Roma, una noticia sorpresiva pero que deja muy a las claras de qué gran personalidad estamos hablando. Ha sido un grandísimo Papa que ha sido ferozmente atacado desde su elección en 2005, y a pesar de ello y de su avanzada edad, ha sabido conducir magistralmente la Barca de Pedro en medio de la tempestad. Para la historia quedará la brillantez de su escritura y de su palabra, su humildad, su ternura y su preocupación por la liturgia. Pero el tiempo no pasa en balde y él mismo reconoce que no se encuentra en condiciones de seguir ejerciendo su pontificado. Benedicto XVI ha marcado profundamente mi vida como cristiano. Lo tendré siempre presente en mis oraciones¡ Gracias por todo, Santo Padre! 



*David Guerrero es empresario, experto en liturgia católica y miembro de la Asociación Cultural ADEMAN

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada