viernes, 28 de marzo de 2014

CRONICA DEL HOMENAJE A BLAS DE LEZO EN SEVILLA

HOMENAJE A BLAS DE LEZO Y OLAVARRIETA EN SEVILLA

 

“… dile a mis hijos que morí como un buen vasco, amando y defendiendo la integridad de España y del Imperio. Gracias por todo lo que me has dado mujer (…) Fuego, fuego, ¡Fuego!” 

  y así como reza la lápida en el monumento al Almirante Blas de Lezo (1689-1741) arrancó el homenaje que en Sevilla se tributó al gran marino vasco. Un tributo en el que aún falta por sumarse el Ayuntamiento hispalense que sigue sin responder ni acusar recibo de la petición que en ese sentido le hizo llegar la Asociación de Caballeros Mutilados de los ejércitos acompañada de innumerables adhesiones de relevantes personalidades del mundo de las artes, la cultura y la Defensa.
 


También en esta ocasión el salón del centro Cultural de los Ejércitos de Sevilla fue un punto de encuentro para la gente de la cultura, la Universidad y del ámbito militar de la capital. La novedad vino de la mano de la destacada presencia del cuerpo diplomático en la ciudad representado por su Decano y del cónsul de Colombia. 
 
Otra nota alentadora fue la elevadísima asistencia de jóvenes a los que la figura de Blas de Lezo le había sido tan robada como lo había sido de la Enciclopedia Británica, obra en la que no es infrecuente el silencio ante las batallas perdidas por los británicos como la que protagonizó este almirante español.

Don Juan María del Pino, presidente del Foro Sevilla Nuestra

 El acto fue presentado por Juan María del Pino que hacía de anfitrión al autor de la novela “El héroe del Caribe” (Ed. LibrosLibres) y a la Asociación Cultural Blas de Lezo representada por su secretario, Julio de Santa Ana.
Junto al cuerpo consular se encontraba el presidente de Ademán, Javier Compás, y los representantes de las asociaciones Fernando III y Foro Sevilla Nuestra. 
Las tres asociaciones se habían adherido al acto y los asistentes llenaban un salón que se quedó pequeño para homenajear a este español tan grande en sus hazañas como desconocido para la Historia. El Ayuntamiento de Sevilla, igual que lo han hecho ya otros municipios y comunidades puede contribuir a paliar este injusto olvido rotulándole la calle que hace tiempo se le pidió.











No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada