martes, 30 de octubre de 2012

No es problema

No es problema
Miguel Angel Loma
Erróneamente se podría pensar que en Cataluña deben ser ya muchos los que han perdido el seny, cuando alguien como el presidente del Grupo Nutrexpa, cuyos productos tienen como principales consumidores a todos los españoles, participa en una manifestación convocada para decirle al resto de España que ahí os quedáis, porque somos tan solidarios que, de vosotros, sólo admitimos vuestros dineros. Pero no, no es tan grave la cosa si atendemos a muy autorizadas voces. Como por ejemplo la del Príncipe de Asturias en la recepción ofrecida en el Palacio Real con motivo de la Fiesta nacional del pasado 12 de octubre, donde don Felipe de Borbón -en respuesta a un grupo de periodistas que le preguntó por la situación catalana- contestó que «Cataluña no es un problema», y que lo que está sucediendo lo pueden arreglar lo políticos y las instituciones si actúan con responsabilidad y siguiendo todos el mismo rumbo; que es algo muy parecido a aquello de que si mi abuela tuviera dos ruedas, un sillín y un manillar, en vez de mi abuela sería una bicicleta. Y  que también nos recuerda a aquel «Hablando se entiende la gente» que hace ya casi diez años le dijo su padre al republicano y secesionista Ernest Benach, presidente por aquel entonces del Parlamento catalán. Es lo que tiene ser rey o príncipe:  que se disfruta de una visión de Estado mucho más sosegadora y apacible de la que padecemos quienes no podemos observar la realidad desde excelsas atalayas. Pero no, no hay que preocuparse. Ni siquiera ahora que hasta un club de fútbol como el Español (o Espanyol, da igual) apuesta abiertamente por la internacionalización de las selecciones deportivas catalanas, y un joven obispo como Novell cree posible pescar en los charcos. Cataluña no es un problema, el príncipe no va desnudo y siempre nos quedará Cartagena.   
Miguel Ángel Loma 

Estelada

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada